Seleccionar página

El miedo al rechazo está asociado con las inseguridades personales. Por lo general, las personas desean ser aceptadas y sucumben en la presión social y todo lo que esto implica por el temor al rechazo.

Entonces, ¿Cómo superar el miedo al rechazo? En esta publicación encontrarás algunas estrategias efectivas para alejarte de esta mal tan común.

¿Cómo enfrentar el miedo al rechazo?

El origen del miedo al rechazo viene de la necesidad de ser aprobados socialmente y sentir miedo es útil porque es la forma como tu cuerpo se protege de algo que lo amenaza.

Así que lo primero es reconocer que estás frente a ese problema o inseguridad y luego resolverlo, te aseguro que si lleguas a conseguir esto, aceptar el rechazo no te supondrá un problema. 

De igual forma, el miedo a ser rechazado también se puede comparar con el temor a ser herido. De hecho estudios han comprobado que cuando el ser humano se enfrenta a este tipo de situaciones puede sentirse similar a cuando es golpeado físicamente.

Miedo al rechazo Amoroso ¿Qué hacer?

Lo más importante para superar el miedo al rechazo y no sentirse rechazado es aceptar que existe, que estás enfrentándolo y reconocer tus debilidades frente a esto. Luego puedes seguir con estos consejos.

1. No pienses en el rechazo

Es común que la persona esté siempre pensando en cómo le hacen sentir las demás personas, en este caso, lo mejor es alejarte de estos pensamientos y no alimentarlos más. De esta forma, la idea del rechazo y el sentimiento de rechazo ya no formará parte de tu vida.

2. Trabaja en tu autoestima

La forma como te percibes tiene mucho que ver con ese temor que posees de ser rechazado. De igual forma, cuando encuentras en ti la aceptación necesaria, te quieres y valoras es muy difícil que te importe demasiado la percepción que tienen los demás de ti.

3. Apóyate en las ideas constructivas

Puedes lidiar con el temor a ser rechazado a través de tus propias ideas. En tu mente puedes construir un universo mucho más agradable que el real y en definitiva eres lo que piensas.

4. Evita pensar por los demás

Se tienen ideas preestablecidas que no son las mejores. El miedo al rechazo se alimenta de eso, de la suposición. Por ejemplo el pensar “seguramente no le agrado”, ¿Qué dirá de mí cuando no estoy? Entre otros.

5. Ten confianza

No esperes agradarles a todos porque eso no es realista, pero sí puedes tener confianza en la forma cómo eres y te ven los demás. Recuerda que no está en tu control manejar la percepción de los otros, sólo puedes controlar tus actitudes.

6. Espera siempre lo mejor

Ya el mundo está muy cargado de negativismo como para que en tu vida también lo practiques. Siempre espera y trabaja por lo mejor. Enfócate en eso y poco te importará el miedo al rechazo y todo lo que conlleva.

Finalmente, el miedo al rechazo solo puede afectarte si le das demasiada importancia, cuida tu estabilidad emocional al interesarte en ser tu mejor versión sin importar lo que los demás opinen. 

Llama Ahora
Dirección