Saltar al contenido

Misofobia o Rupofobia: Pánico a la suciedad

misofobia

¡Cristales llenos de polvo!, ¡Basura!, ¡Mal olor!, ¡Sudor! ¿Estas expresiones te hacen temblar? Si con sólo pensarlas no puedes evitar el miedo, es momento de que conozca en qué consiste el trastorno de la misofobia.

¿Qué es la Misofobia o Germofobia?

Como bien lo dice el título de este artículo ¿Qué es Misofobia?, la misofobia, es el pánico o ataque de miedo que puede sufrir un individuo ante cualquier situación que involucre la posibilidad de ensuciarse o contaminarse. E

Como ya estarás pensado, en el acontecer diario, es inevitable no estar expuesto a situaciones que involucren suciedad y de allí proviene la gravedad del asunto.

Esta fobia a la suciedad, está relacionada con el trastorno obsesivo compulsivo y ocasiona fuertes estragos psicológicos en quien lo sufre, llevándolo incluso a aislarse por completo del mundo exterior y encerrarse en un espacio que este maniáticamente limpio, aunque en realidad,¡nunca es suficiente!

Tipos de Misofobia

Este trastorno de fobia a los gérmenes y bacterias, puede observarse en dos tipos o fases dependiendo de cómo tan avanzado se encuentre el paciente trastorno de fobia a los gérmenes:

Misofobia leve

En este punto, el miedo a los gérmenes puede verse a un individuo que nada más se siente angustiado, incómodo y con grandes deseos de asearse y alejarse solo cuando está en lugares que se consideren insalubres, como por ejemplo, baños públicos.

Misofobia agravada

Ahora bien, cuando hablamos de misofobia agravada, nos referimos a una persona que ya no tolera ni el más mínimo rastro de suciedad en ninguna parte pues, todo es cuestionable, llegando a un extremo en donde es capaz de lavarse las manos hasta 20 veces en tan solo media hora y todo esto debido como hemos dicho antes a su fobia a las bacterias.

Causas de la Misofobia o Germofobia

En realidad, las causas de la misofobia no están del todo claras pero, la gran  mayoría de los autores sostienen que puede deberse a una infancia muy rigurosa en cuanto al orden y la limpieza.

También, que puede deberse a un factor genético puesto que muchos enfermos vienen de padres que sufrieron lo mismo. Por otra parte, también se dice que puede deberse a una fijación de la persona en su etapa anal del desarrollo psicosexual estudiada por Sigmund Freud, la cual, no superó a cabalidad y por tal motivo, ahora padece de este trastorno compulsivo que le hace creer puede morir por contaminación.

Síntomas de la Misofobia o Rupofobia

Considerando la definición del trastorno, no será difícil imaginar algunos síntomas: náuseas, sensación de desagrado, angustia, aceleración del ritmo cardíaco, la falta de aire a causa de la constante presión, entumecimientos, desmayos y hasta miedo a morir experimenta una persona diagnosticada con misofobia.

Obviamente, es una reacción exagerada al estímulo que lo provoca llamado suciedad y justamente por eso es considerado una fobia, puesto que afecta el ritmo de vida de la persona.

No es de extrañar, que el trastornado deje de tener amigos o evite a toda costa el contacto con los demás puesto que hasta el olor corporal suyo y por supuesto el ajeno le resulta desagradable.

Por último, manifestará acciones siempre orientadas al aseo personal y del entorno como: bañarse constantemente, lavarse las manos, limpiar todo a su alrededor con mucho detergente y hasta lavarse los dientes más de lo recomendado.

Tratamiento de la Misofobia

Para tratar la misofobia, será necesario que el paciente busque ayuda profesional y que reciba terapia cognitiva – conductual para que comience a examinar a través de las sesiones cuál es el origen del trastorno y tratar de racionalizarlo de algún modo.

Una vez, éste entienda que realmente no morirá si se expone al polvo o a cualquier otra fuente de suciedad, entonces es posible realizar algún tipo de técnica de exposición para procurar que el paciente afronte su fobia, sin embargo, no es un proceso fácil.

También, se suelen acompañar estas terapias con fármacos propios para tratar trastornos compulsivos que minimicen un poco el cuadro de ansiedad.

Por otro lado, el apoyo familiar es sumamente importante ya que tratar con un misofílico requerirá de mucha paciencia y autoridad flexible en donde se procure desde casa también llevarlo a la realidad y no seguir su juego de limpieza incesante.

Misofobia Test

Después de todo lo leído ¿crees que puedas estar presentando algún caso de misofobia?  Si es lo que piensas, te invitamos a realizar este test de misofobia online gratis para que midas tus niveles de ansiedad.

Recuerda, que esto es sólo una evaluación referencial y que para tener un diagnóstico real deberás acudir a un especialista

Llama Ahora
Dirección